La iluminación de tu hogar

La orientación de una habitación condiciona más que la calidad de la iluminación, y determina la hora en que la habitación va a ser más soleada, contribuyendo a decidir la función de dicha habitación. Las habitaciones de doble orientación (norte-sur o este-oeste) ofrecen la ventaja de estar bañadas de luz a lo largo de todo el día, pero las habitaciones de la mayoría de las casas están diseñadas con una sola orientación. En el hemisferio norte, una habitación orientada al este sera un dormitorio que todos rechazarán, excepto los muy madrugadores, pero podría resultar un cuarto delicioso para el desayuno, pues recibe luz del sol durante las primeras horas del día. Menos apropiado resultaría para instalar una sala de estar en la que relajarse al última hora de la tarde, a menos que la familía la haya utilizado a lo largo del día. Para este caso, la orientación ideal sería la oeste o suroeste. Una habitación con orientación sur servirá mejor de sala de estar que de cocina, protegida por un toldo para impedir que el calor llegue a resultar molesto, mientras que las habitaciones orientadas al norte reciben la luz clara y fría preferida de los artistas y estudiantes.

1601261_505828199536219_878920627_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies